Responsabilidad Social Empresarial de CBK

Epa, ¿qué tal? Aquí en CBK, sabemos que no todo es servir el mejor pollo de la ciudad, también se trata de no dañar nuestro entorno. Por eso, queremos presentarte nuestra sección de Responsabilidad Social Empresarial, o como nos gusta llamarlo, ¡nuestra misión de hacer el bien!

Así que, ¿de qué se trata todo este rollo de la RSE? Básicamente, se trata de ser buenos ciudadanos corporativos y, desde nuestra empresa, hacer lo correcto tanto para la comunidad como para el planeta. Y créeme, ¡nos lo tomamos en serio!

Aquí en CBK estamos comprometidos con hacer nuestra parte para ayudar al mundo. Desde reducir nuestra huella ambiental hasta apoyar a las comunidades locales: estamos en eso como pan caliente en el horno.

Así que, si quieres conocer cómo estamos marcando la diferencia para hacer del mundo un lugar más “cool”, sigue leyendo y únete a la movida. ¡Juntos podemos hacer olas y marcar la diferencia!

Producto local, consumo local: ¡Apoyamos lo nuestro!

En CBK, estamos totalmente en sintonía con el lema “producto local, consumo local”. Aquí no andamos con rollos de Kentucky ni de Luisiana, ¡el pollo que te zampas es de aquí, de nuestra tierra! ¿Sabías que aquí “pío-pío” se dice Oilaskoa? Sí, nos gusta mantenerlo local y auténtico.

Trabajamos codo con codo con productores locales, ¡somos como una gran familia! Además, formamos parte de Gasteiz On, la asociación de comerciantes de Vitoria-Gasteiz, nuestra city. Porque apoyar lo local es clave para fortalecer nuestra comunidad y hacerla crecer.

Reciclaje: ¡Haciendo un mundo más sostenible!

También nos tomamos muy en serio lo del reciclaje. Hemos cambiado todos los envases de porex por cajitas de cartón reciclado y 100% reciclable. Y usamos bolsas recicladas.

Así, los embalajes de nuestras delicias, donde viajan las patatas, los palitos crujientes, las ensaladas, el pollo broaster… ¡todo! Es un poquito mejor. Nuestro servicio de delivery es cada día un poquito más eco y nos comprometemos a seguir dando pasos en esta dirección ¡porque el planeta lo merece y porque nuestra responsabilidad es cuidarlo!

Supervisión de la calidad: Lo mejor para nuestros clientes

La calidad es nuestra religión. ¡Lo notarás en cada bocado! Nuestros menús son 100% caseros, nuestras ensaladas siempre frescas y solo usamos aceite y harinas de primera.

Muchos de nuestros proveedores son alaveses y, el 100% de ellos, son de Euskadi. Comer en “formato rápido” no significa que todos los procesos sean igual de rápidos. El cuidado de nuestras materias primas y la selección de proveedores está hecho con mimo y siempre pensando en producto de cercanía: KM0.

Además, gestionamos y tratamos nuestro aceite de manera ecológica, ¡porque la salud y el medio ambiente son nuestra prioridad!

Facilidades de acceso al mundo laboral: Únete a nuestra pandilla

En CBK el ingrediente principal son las personas. Si quieres currar con nosotrxs, ¡adelante! Deja tu CV y háznoslo saber. Buscamos gente maja que haga llegar nuestro pollo calentito y crujiente a más no poder.

Si algo nos caracteriza es que somos una empresa familiar, de proximidad, con ganas de progresar y espíritu competitivo. Pensamos que la comida es el mejor momento del día. Y, depende de la circunstancia, puede ser consumida de forma divertida, incluso rápida. Pero su elaboración siempre debe ser con mimo y con calma.

De hecho, la receta del pollo broaster no se entiende con prisas. Su proceso de marinado requiere de al menos 12 horas, para que la mezcla de especias impregne bien los muslitos que luego manchan las sonrisas de felicidad. ¿Eres chicken lover? Trabajar con nosotros puede ser tu mejor mordisco 😉

Desperdicio 0%: Aprovechamos todo el pío-pío

Aquí no se tira nada, ¡ni una sola plumita! El desperdicio es cosa del pasado en CBK. Y estamos súper metidos en la separación de residuos, ¡cada gesto cuenta!

La experiencia es un grado y, nuestros años de trayectoria, nos han enseñado a gestionar la materia prima para que nada se tire. Al finalizar la jornada apenas queda nada, ¡y es que nuestros fans del pollo crujiente suelen dar con todo! ¿Y si algo sobra? Suele ser una cantidad tan acotada que se reparte entre el equipo y listo. No tiramos nada de comida 💪

Compromiso con la transparencia: ¡Hablamos claro!

Aquí en CBK somos gente como tú. Hablamos contigo, te atendemos, te escuchamos. La transparencia es parte de nuestra cultura y de nuestra RSE. Así que, si tienes alguna duda o inquietud, lanza por esa boquita. Estamos aquí para ti, ¡siempre!

Nos gusta conversar con nuestros clientes. Muchos de ellos se han convertido en amigos. Si estás leyendo está página no hay duda: ¡formas parte de la familia CBK!

Ya sabes que puedes preguntarnos cualquier cosa en persona. Y, si además quieres entrar hasta la cocina, echa un vistazo a nuestras redes sociales. A veces contamos en Instagram lo que pasa en los fogones, o mostramos nuestro lado más personal. O, si se nos va la olla, nos soltamos la melena y nos pegamos un baile en tiktok. Ya ves, a veces los pollos nos dan alas 🐔 ¿Vuelas con nosotros?